Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

MVA proyecta 'Minding The Gap', un documental que aborda el abuso infantil a través de los ojos de un grupo de skaters

Imagen de cabecera Noticias

Noticias

Noticias

MVA proyecta 'Minding The Gap', un documental que aborda el abuso infantil a través de los ojos de un grupo de skaters

El film se emite, en V.O en inglés subtitulada en castellano, en el centro cultural mañana, 20 de febrero, a las 20:30 horas y la entrada es gratuita hasta completar el aforo

El Centro Cultural MVA (C/ Ollerías, 34) proyectará el próximo jueves, 20 de febrero, a las 20:30 horas ‘Mindind The Gap', un documental que aborda tres historias reales sobre abusos y violencia a través de los ojos de un grupo de skaters.

Minding The Gap es un proyecto documental que empieza cuando su director, Bing Liu, tenía 8 años. A esa edad se mudó a Rockford (Illinois, Estados Unidos), donde su madre se volvió a casar y tuvo otro hijo con un tipo que abusó de ella física y mentalmente; y con el que estuvo 17 años. Tras años de ser testigo de la violencia de su padrastro, Liu se refugió en el patinaje como válvula de escape, formando su propia versión de una familia.

A los 20 se marchó a estudiar a Chicago, escapando así de su turbulenta situación familiar. Seguía patinando por diversión y viajando por el país. Iba de casa en casa de amigos que había hecho a lo largo de los años gracias al skate y empezó a hacer entrevistas a patinadores.

Posteriormente, volvió a Rockford donde grabó las conversaciones con Keire, un skater menor de edad, y Zack, de 23 años, líder del movimiento skater en la ciudad. Con el tiempo, las conversaciones acabaron convirtiéndose en sesiones terapéuticas tanto para los entrevistados como para el entrevistador.

Finalmente, tras 12 años de filmación, Bing Liu materializa el trabajo en 'Minding the Gap', donde además de ser el director  se acaba convirtiendo en sujeto activo en la historia, entrevistando incluso a su madre y a su hermanastro. El documental  muestra una dura historia que explora la masculinidad y el abuso infantil a través de tres skaters.

A medida que avanza el documental, se profundiza en los sentimientos de los protagonistas y se hace visible el mismo patrón que aparece en sus historias que muestra que todos crecieron en hogares desestructurados y sufrieron abusos físicos. Bing  traslada a los espectadores cómo la práctica de hacer skate supuso una auténtica liberación para los protagonistas proporcionándoles  un lugar seguro donde olvidarse de todo lo demás.

Estrenado en el 2018, estuvo nominado a los Premios Oscar como mejor documental, y ha recibido numerosos galardones como el Premio Especial del Jurado del Festival de Sundance (2018), Mejor director novel y Mejor documental por la Asociación de Críticos de Chicago (2018), Independent Spirit Awards: Premio Más Real que la Ficción (2019), y National Society of Film Critics Award a la Mejor Película de No Ficción (2019), entre otros.